Seleccionar página

Un minero de criptomonedas hizo un balance de las razones que lo distanciaron de la minería digital y admitió que cometió siete errores entre el 2017 y el 2020. A través de un testimonio anónimo, el usuario aseguró que invirtió 200.000 dólares americanos, durante tres años, en equipos GPU y mineros ASIC para extraer bitcoin, ether, litecoin, dash y SIA.

Aunque el entusiasta afirmó que no perdió dinero, se lamentó por no multiplicar sus ingresos en una época de expansión de la minería digital. En su testimonio, el minero dio a conocer que logró recuperar unos 150.000 dólares y que vendería las tarjetas gráficas que le quedaron por otros 50.000 dólares. Además, destacó que mantendrá los bitcoin minados con un valor actual de 40.000 dólares.

El primer error que el minero considera que cometió fue que no estaba vendiendo las criptomonedas que obtenía por su labor, ya que su estilo de vida le permitía mantenerlas en su cartera. «Mis ahorros crecían a pasos agigantados. De repente, todo se vino abajo (…) no quise vender bitcoin a 10.000 dólares porque no hacía mucho tiempo estaba en 20.000 dólares. Luego bajó a 3.000 dólares y estaba atrapado. Conclusión, una vez que obtenga las criptomonedas, véndalas».

En su lista, la segunda falla fue llevar al mismo tiempo la minería, el trading de criptomonedas e inversiones en Ofertas Iniciales de Moneda (ICO). «Después de un año y medio de mi aventura con el (canje de) criptomonedas, a fines de 2018, me di cuenta de que solo hay una moneda que gobierna. Es bitcoin. Las otras son solo estafas, ok, tal vez ether esté bien, pero eso es todo. Mi conclusión, la minería y las inversiones (en criptomonedas) no son lo mismo».

A la hora de incursionar en la minería de criptomonedas, bitcoin es la primera opción a considerar. Imagen destacada por stevanovicigor/elements.envato.com

El tercer error fue que «estaba minando shitcoins«. En plena ebullición de las criptomonedas, el minero señaló que había muchas monedas nuevas para elegir y que decidió minar WhaleCoin, PegasCoin y Musicoin, entre otras, y que las mantuvo sin comercializarlas. «Ahora me doy cuenta de que podría haber ganado mucho más dinero si hubiera extraído ethers. Conclusión, mina monedas fáciles de vender».

Llaves privadas y seguridad

En cuarto lugar el minero destacó que fue codicioso y descuidado con la seguridad de sus criptomonedas. En un episodio, antes del lanzamiento de Bitcoin Gold, ingresó sus llaves privadas en un sitio web que se hacía pasar como «oficial» para esa criptomoneda. «Usé una cartera vacía en el sitio web de BTG, pero luego recibí un pago. Y, por supuesto, no lo vi. ¿Cuánto perdí? Mucho, mucho más de 1 BTC. No me acuerdo exactamente. Conclusión, mantenga segura la clave privada de su monedero y no se la muestre a nadie».

El dejar fondos en las casas de cambio de criptomonedas representó el quinto error para el minero, quien mantuvo fondos en Cryptopia así como en la cartera bitcoin de la plataforma de alquiler de procesamiento Nicehash. Para el primer caso el minero afirma que no perdió mucho, pero que en el segundo se despidió de 0,5 BTC. «Conclusión, no guarde dinero en los intercambios de criptomonedas».

Perder el control de los equipos de minería, en manos de terceros, fue mencionada como la sexta falla cometida. El minero describe, en dos incidentes, cómo «amigos, de amigos» a quienes les consignaba los equipos para que los operaran, a cambio de pagar la electricidad, desaparecían con ellos. «Conclusión, no confíes en nadie. Esta es la dura realidad de la vida».

minería bitcoin dificultad
La selección de los equipos de minería, de acuerdo a la escala del proyecto, es clave para el éxito del mismo. Imagen destacada por photocreo / elements.evanto.com

No saber elegir los equipos de minería, de acuerdo con la dificultad a procesar, fue el séptimo error que cometió el minero en sus primeros pasos por la minería digital. El usuario indicó que un equipo Antminer D3 solo le funcionó durante seis semanas y otro Antminer A3 duró una semana solamente. En cuanto a las tarjetas gráficas mencionó:

«No necesariamente tienes que comprar costosas tarjetas gráficas. Nvidia 1060 y 1050Ti funcionan bastante bien, y también puedes considerar obtener tarjetas gráficas de segunda mano. Conclusión, elija el hardware de minería sabiamente. Haz tus propios cálculos».

Como reflexión final el minero dijo que a comienzos del 2019 apagó su último equipo ASIC, un Antminer S9 y en enero de este año desconectó su rig de tarjetas gráficas.

«No tengo nada de qué preocuparme. No perdí dinero. Una vez más, si hubiera sido más inteligente, podría haber ganado fácilmente dos veces más dinero. La minería no está muerta. Hoy la minería es un negocio a gran escala dirigido por profesionales. Objetivamente, la minería es un negocio rentable. Pero en 2017 fue rentable para todos. En 2018, los países con electricidad costosa se retiraron. En 2019, todos los demás se retiraron. En 2020, solo puede minar si tiene electricidad barata», puntualizó.